LA IMPORTANCIA DEL JUEGO EN EL APRENDIZAJE

Uno de los temas más interesantes que se ha venido desarrollando durante estos últimos años en el gremio docente es la importancia que tiene el juego en el aprendizaje. El juego no es una invención propia del ser humano. Muchas especies ponen en práctica de manera natural el juego con el fin de adquirir nuevas habilidades y conocimientos.  

Los griegos debían tener claro que lo lúdico era algo inherente al  aprendizaje, y es por ello que la palabra “escuela”,  en griego σχολή (eskholé) “ocio, tiempo libre”, designaba el lugar en el que uno iba a aprender a través de actividades lúdicas. Los romanos, por su parte, no andaban muy alejados de los griegos, pues para ellos la escuela primaria era conocida como ludus (juego), y así, el profesor se hacía llamar magister ludi.

Hoy en día en el ámbito de la educación el juego ha tomado una relevancia importante no solo dentro de las aulas de los más pequeños, sino también en otro tipo de clases como las de  enseñanza de idiomas extranjeros. Así pues, el juego se ha introducido como método de aprendizaje para niños y adultos, y es que, no es difícil entender que aquello que hacemos desde pequeños de manera natural, y que nos proporciona una puerta abierta a la imaginación y al aprendizaje, no debe olvidarse en el camino, ya que si algo resulta divertido, seguramente llame nuestra atención, y así, adquiriremos mejor aquello que debemos aprender.

También es interesante ver que el juego nos permite salir del tipo de aprendizaje pasivo, donde el alumno es un simple oyente,  para pasar a un aprendizaje activo y participativo. En este sentido, las  actividades grupales crearán un vínculo entre los alumnos, lo que no solo conducirá a crear un buen ambiente dentro del aula, sino que hará que se tengan que  ayudar entre ellos con el fin de obtener un buen resultado en la tarea, y además fomentará la participación activa de todos  y cada uno de los alumnos.

En resumen, la clave de todo aprendizaje es despertar el interés en la materia, y el juego es una de las mejores maneras de conseguirlo. Es una puerta abierta a la imaginación con el que nuestros alumnos conocen el mundo, aprenden, investigan y se maravillan. Por eso, y por mucho más, es importante introducirlo en nuestras lecciones.

Enviado el
Enviado como Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *