El informe PISA en Euskadi.

En este momento estás viendo El informe PISA en Euskadi.

Si hay algo que durante este último mes nos ha sorprendido y ha llamado la atención de medios, políticos y profesionales entorno a la educación, son los resultados del informe PISA en Euskadi.

Suponíamos que teníamos la mejor educación de todo el Estado, incluso los informes anteriores (PISA tiene una periodicidad de 3 años) lo venían a ratificar y, sin embargo, en esta ocasión nos hemos llevado una desagradable sorpresa.

El informe PISA se realiza en 72 países a jóvenes de 15 años y analiza la competencia lectora, matemática y científica; en la cual los alumnos vascos han quedado por debajo de la media de esos 72 países, y muy por debajo de la media europea, obteniendo la peor calificación de la historia de estos informes.

Donde peor parados salen los estudiantes vascos es en comprensión lectora y ciencias, no obstante, tienen buenos resultados en matemáticas, donde se ha superado por poco la media de la OCDE.

De cualquier modo, y aunque los números del informe son malos, no es para preocuparnos excesivamente. La realidad es que no estamos tan mal como se refleja en este informe, y este nos tiene que servir para estar atentos y no bajar la guardia en la educación.

Es importante observar (sin que sirva de excusa) cómo funciona el informe PISA.

Podemos señalar que este informe es una herramienta para medir la calidad de la enseñanza, pero no es la única, y sus criterios son bastante limitados. Es cierto que PISA, al comparar distintos países, se presta a la observación de técnicas y estrategias de enseñanza que pueden ser copiadas y adecuadas a cada realidad educativa, pero, según los expertos PISA tiene carencias importantes:

  • El alcance de lo que se mide es muy pequeño. Hoy en día la educación no solo se puede medir por las competencias matemáticas, científicas y lectoras. La educación es mucho más, por ejemplo, el conocimiento de varios idiomas.
  • Al ser realizado por una organización de ámbito económico como la OCDE, se sospecha que los informes se realizan para medir la competitividad económica de la educación, marginando los beneficios sociales a los que están orientados nuestros sistemas educativos. Creatividad, arte, moral, no son aspectos que se midan en este informe.
  • PISA no contempla cambios tecnológicos importantes que se dan en la sociedad y que están llegando a las aulas.

 

En definitiva, si bien hemos de preocuparnos y darnos cuenta que en la educación no podemos bajar la guardia nunca, tampoco debemos alarmarnos. La calidad de nuestro sistema educativo es innegable y los alumnos salen bien preparados.

Padres y madres, no perdamos los nervios. Nuestros alumnos están preparados para el futuro y si tenéis alguna duda siempre estará Academia Salburua para reforzar y mejorar lo impartido en los colegios e ikastolas.

  • Autor de la entrada: