Posibilidades y peligros de las nuevas tecnologías dentro y fuera del aula.

En este momento estás viendo Posibilidades y peligros de las nuevas tecnologías dentro y fuera del aula.

Las redes sociales y la comunicación móvil se han afincado en nuestras vidas creando así una conexión constante, sobre todo entre las personas más jóvenes.

La realidad es que los avances tecnológicos y el uso que hacemos de ellos se han trasladado a las aulas, lo que ha llevado a nuestros hijos a crecer con un sinfín de instrumentos a su alcance.

Debemos entender estos instrumentos para sacar el mayor provecho a las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías a la hora de enseñar y, además,  debemos conocer los riesgos para poder evitarlos o minimizarlos al máximo.

En clase, el uso de la TICs puede ser muy enriquecedor, ya que nos da la posibilidad de tener al alcance de la mano una cantidad de información, de aplicaciones y de juegos que ayudan al aprendizaje del alumno.

La incorporación de las TICs en el aula es ya una realidad

No obstante, hay quien cree que no es positivo desplazar la educación tradicional a un nuevo concepto de educación en el que el profesor ya no sea el centro de la clase, sino una ayuda y una guía para el trabajo autónomo de los alumnos.

Nosotros creemos que es bueno que aprendan a usar las herramientas que tendrán que utilizar en el futuro y, aunque el hecho de encender ordenadores, abrir programas y explicar la actividad pueda ocupar un tiempo preciado de nuestra clase, no deja de ser imprescindible que sepan usar estas tecnologías.

Por otra parte, creemos que el problema con las tecnologías se crea cuando el niño no conoce las posibilidades y riesgos que tiene el uso de las mismas.

Sabemos que el límite legal para la utilización de redes sociales es a partir de 13 años, pero creemos importante que durante el proceso de inscripción los padres acompañen a su hijo para ver qué información están subiendo a la red.

¿Debe limitarse el tiempo de uso?

En un primer momento más que limitarse, debe acompañarse un tiempo que si tiene que ser limitado. Es importante que nuestros hijos aprendan a usar las redes sociales de una forma responsable. Poco a poco con el paso del tiempo les iremos dando más libertad para que ellos mismo puedan experimentar y ensayar con el error. En cualquier caso, la supervisión siempre debe estar presente.

Las redes sociales han desplazado a la televisión en cuanto al tiempo invertido en ellas por parte de nuestros jóvenes.

Para terminar un último consejo: Los niños aprenden, en gran medida por imitación. El uso adecuado de las redes es responsabilidad de los padres y debemos plantearnos que comportamiento tenemos nosotros mismos en las redes sociales y si son buenos hábitos para trasladarlos a nuestros hijos e hijas.

  • Autor de la entrada: